2008-05-26

6 Preguntas para un Emprendedor de Éxito


Ofrecer la oportunidad de conversar con empresarios de éxito a todos aquellos emprendedores que quieren iniciar un negocio. Esta iniciativa se concreta en Beople, empresa propiedad de René Lönngren, un emprendedor que llegó a España para crear una revista de cultura.
Recientemente se realizó un encuentro entre emprendedores y Carlos Muñoz fundador de Vueling, una aerolínea europea de bajo costo. Aquí les expongo algunas preguntas que respondió el emprendedor y publicó la BBC.
Para poder iniciar un negocio ¿es necesario que le guste el rubro o uno debe guiarse por lo más rentable? ¿Se necesita tener experiencia laboral en el sector que uno escoge para un negocio?
Percy, Lima, Perú
La experiencia la valoro mucho, pero siempre puedes conseguir a alguien con experiencia si tú no la tienes.
Creo que el que te guste mucho (un negocio) es bastante clave y que sea rentable, o potencialmente rentable, es todavía más importante.
No me gustaría poner un ranking, pero si lo hiciera sería rentabilidad y gusto -gusto en el sentido de la afición personal, que sientas algo especial- en empate y luego la experiencia la subordinaría a las otras dos.
¿Cómo decidirse a salir de la comodidad y del estado de seguridad que da un empleo para arriesgarse a emprender un negocio?
Armando López, Guatemala, Guatemala
Creo que hace falta ser razonablemente responsable, pero no tan responsable que cualquier riesgo te parezca insalvable.
Con esto quiero decir que sí que creo importante ver los números de tu idea. Estudiar si esa idea tiene sentido, hacer unas cuantas proyecciones, y eso sí... una vez que te gusta y ves que puedes tener éxito, atreverse a dar el salto.
Todo tiene riesgo. A veces la gente piensa que teniendo un puesto en una empresa grande tiene menos riesgo y también le puede pasar que venga una recesión y se despida a muchas personas.
No hay nada libre de riesgo, y lo bueno de ser emprendedor es que es verdad que asumes más riesgos, pero el retorno tanto emocional, como potencialmente financiero es mayor.
La mayoría de grandes empresas se han dado en contextos del primer mundo. ¿Qué elementos son primarios para hacerlo desde el tercer mundo?
Marco Vinicio Cevallos, Quito, Ecuador
Yo no sé si llamaría a Sudamérica tercermundista pero... si dices menos desarrollado, en aerolíneas no es así.
En aerolíneas ha habido mucha gente que se ha atrevido a empezar compañías de bajo costo en México, Perú, Brasil o Argentina con un éxito variable, claro.
Imagino que lo que sí tienes que tener claro es que la regulación y la administración pública no sean un impedimento.
Todo lo que es mayor riesgo, es mayor oportunidad. A lo mejor, precisamente en países donde el riesgo es más alto, si eres de ese país y te quieres quedar a vivir ahí, probablemente haya muchas cosas básicas que falten.
Muchos productos y servicios que pueden existir en Estados Unidos, en Europa o en Japón no están en tu país. Y no están porque precisamente ninguna compañía internacional se ha atrevido a hacerlo porque dicen que 'invertir en El Salvador o en Nicaragua es muy arriesgado para nosotros'.
Si eres nicaragüense, por ejemplo, a lo mejor puedes tener una percepción de riesgo menor.
Quizás la complicación venga del lado de la obtención de capital, sobre todo si ese capital es muy grande y tienes que ir ya a inversores extranjeros apra obtenerlo. Además, el que se perciba como un país muy inestable no ayuda.
¿Qué porcentaje de valor le darías el contar con los fondos necesarios para levantar un negocio?
Guido Ochoa, Mérida, Venezuela
Creo que tener suficiente capital para sacar un empresa grande, no una compañía matriz para hacer los estudios de mercado, sino una empresa grande... ¡Pff! Vamos, es fundamental.
Una cosa que de hecho le pasa a muchas empresas jóvenes es que nacen infracapitalizadas lo cual hace que, o tienen mucha suerte en el comienzo, o cierran muy pronto.
Intentar no siempre es posible, pero intentar tener una empresa con mucho capital para mí es bastante importante.
Sobretodo en esa fase inicial de los negocios en que hay un período de pérdidas.
Más que pérdida lo tienes que llamar inversión para tener luego beneficios. Para ello hace falta tener un buen músculo financiero para aguantar esa temporada y cuanto más grande el negocio, más capital.
Si yo tengo fondos limitados y estoy financiando la puesta en marcha de la empresa, ¿cómo lo gestiono?
Si estás financiando algo, generas una sensibilidad y un control de costos. Evidentemente estas obligado a ser exigente y controlar en qué te gastas ese dinero. Te lleva a priorizar tus decisiones, tienes que elegir muy bien y desarrollas una cultura del coste buenísima.
¿Cómo puedo diferenciar entre una buena y una mala idea?
Gustavo Adolfo Cabrera Cárdenas, Bogotá, Colombia
A mi me resulta importantísimo, primero por el lado del sentido común, que la persona que te cuente la idea, lo haga de una manera razonable, que lo puedas entender, y si no te lo sabe resumir, mala cosa.
Luego, los dos aspectos clave son que veas algunos números, que estén razonablemente bien hechos, y que tenga una posibilidad razonable de éxito.
¿Se podría decir que no hay idea mala, sino mal estudiada?
En fase inicial, creo que todas las ideas son buenas. Lo que es muy importante es ver si esa idea tiene contenido para generar un buen negocio.
Por eso creo que es muy importante para el emprendedor, para sí mismo más que para otros, tener la disciplina de saber si esa idea que inicialmente parecía ser muy buena, lo sigue siendo después de analizarla a fondo.
Yo creo que eso a veces nos pierde mucho a los emprendedores. Creo que muchos emprendedores nos convertimos tan aficionados a nuestra idea o proyecto que es difícil mantener la objetividad.
Al respecto, creo que mi mejor consejo para mantener esa objetividad es votar con tu propio dinero.
¿Cómo detectar un mal colaborador cuando apenas se comienza un negocio o empresa? ¿Cómo poder hacer que ellos tengan entusiasmo para emprender cosas que son nuevas?
Pedro Rojo, México DF, México y Esteban Hunger, Mosbach, Alemania
Para detectar buenos colaboradores y gente que cree en la compañía, sobretodo al comienzo, es muy bueno aplicar el mismo estándar que te aplicas a ti, que si recuerdas es invertir en ello.
Si yo me obligo a invertir y quiero que tú seas -por ejemplo- mi directora de comunicación, y tú me dices que crees mucho en la empresa, yo te diré que por ello debes invertir también en la compañía.
Eso no quiere decir que debas invertir grandes cantidades de dinero, pero me conformo con algo.
Que no sea sólo que crea en el proyecto y tenga un salario seguro. Los que van a tener una posición alta, me parece un buen principio que tengan participación.

El otro tema de los colaboradores clave es la afinidad. Esto no quiere decir que tengan que ser igual que tu o piensen igual. Lo importante es que compartan una serie de ideas básicas sobre lo que es el negocio, por qué lo haces y que crean mucho en ello.